Luz...

365 días más…de lucha, de alegrías y lágrimas.
Pero sobretodo de absoluta conciencia que carcome mis huesos hasta el alma, y que me mantiene en pie por querer hacer algo al respecto…no se cuanto lograré no se cuanto conseguiré, pero en mi corazón no descansa el ánimo y el desvelo por ser luz y consuelo … a ese dolor humano.
Desde este mi sitio público le doy mi saludo y mi afecto a todos esos seres que al igual que yo encontramos en la red... un respiro o una inspiración.
Y gracias en especial ... para aquellos que a través de sus palabras me regalan su luz.


Acá estoy...


Esta soy yo... la que en múltipes ocasiones se olvida de sí... para perseguir un sueño, para lograr una meta. Que en muchos casos como este se trata de humanidad, porque este mi dolor constante, encuentra consuelo cuando entrega toda su energía practicando el amor, el amor humano, ese que pelea y grita por rescatar ideales sociales, porque solo así sobrevive mi alma... Quizá no esté por acá por muchos días, quizá una madrugada de estas, luego de terminar la faena diaria que termina a la una de la mañana y vuelve a iniciar a las cinco de cada mañana...pueda escapar y volver a decir acá estoy.

Por suerte esta vez…todo pinta a mi favor.

En el devenir de la vida, que se columpia en el sube y baja, lo que ayer fue oscuridad hoy es luz, desde la infancia y la adolescente fui estricta con mis convicciones y leyes, aprendí del abuelo Casanova que las cosas son de un solo valor blanco o negro, nada de medias tintas y mucho que me sirvió, tanta lección me hizo fuerte indestructible y pertinaz en mis metas.
Pero el vaivén de los años me enseñó… que en la multiplicidad de colores también hay valor… por eso hoy estoy acá… sin abandonar mis convicciones y lecciones que nunca lolvidaré… pero con el alma flexible y dispuesta a encontrar y sacar lo mejor de cada mundo, de cada ser… de cada círculo que me rodea.
Por suerte esta vez…todo pinta a mi favor.

Aunque, ni siquiera tengo tiempo para mí…y menos para este blog que tanto deleite trae a mis días, pero acá seguiré pronto las carreras de hoy, las noches de tres horas de sueño se marcharán y todo volverá a su equilibrio total.


El Arte de Humanizar el Arte

Hace ya varias semanas...que no he renovado este mi espacio, las labores que me corresponden para estos días no me han permitido actualizarle, pero no por eso le he tenido en abandono, ya que este blog y sobretodo los comentarios de amigos que acá reuno llenan un delicioso espacio...que se convierte en un respiro para tiempos agitados.
Sin embargo hoy estoy acá muy brevemente para compartir un nuevo espacio que no puedo dejar pasar desapercibido y que estoy segura les llenará de ispiración.
En el mundo del arte la sencibilidad es algo que encontramos indispesablemente ligada...todos somos seres apasionados y con el corazón abierto de por vida, pero a veces algunos llevan sus dones y carisma a un plano mayor...y es acá cuando sucumbe mi admiración total.

Acá se los dejo: http://www.martinmonestel.blogspot.com/

Canto de amor a las cosas

No podía faltar en este mi espacio, las letras de mi poeta estrella Debravo, en la voz de un querido amigo Nelson Brenes, un hombre a quien admiro tanto no solo por su hermosa voz, sino por su visión de vida, Gracias Don Nelson por sacar del silencio palabras tan ciertas.



Subscribe Free
Add to my Page

Techos...de pobreza

Un amigo me escribió y dijo, porque hablas de tanto dolor si vives en un país que goza de paz y tranquilidad? ¿Porque abunda en tu mundo solo dolor y memorias penosas?
Y mi respuesta fue así: no necesito tener el dolor frente a mis ojos para sentirlo, para sufrirlo, conozco muchos mundos dentro y fuera de mi terrunio, donde se amanece y se anochece con hambre, con frío de cuerpo y de alma, quizá porque mi creador me dotó de un corazón sencible que no logra almorzar en paz, sabiendo que otros aún no desayunaron.
Y porque no quiero quedarme callada, siendo una complice más,, si lograra hacer conciencia de algunos esos la llevaran a otros y esos otros a muchos más, quizá parezca utópico pero al menos yo no cargo con la complicidad del silencio.
Ah...por cierto los datos del estado de la pobreza nos muestran un país distinto al que este gobierno inconciente muestra, para muestra algunas imágenes.


Palabras y melodías que nunca mueren…

Hace ya muchos días, que mi alma reposa,
en el correr de mis labores, dormida sin tiempo para escribir.
Y hoy tampoco escribiré, solo recordaré:

Y aunque creí, no mencionar este tema, acá estoy…
No lo pude evitar, algo me recordó la mejor memoria,
que a pesar de la muerte vivirá para siempre.
Siempre pido recordar lopositivo de cada ser que se marcha para siempre,
solo eso, lo mejor.
Y es esta para mí, su mejor muestra.

Amor...


Por muchas aguas naufragué,
busqué el amor en numerosas miradas.

Y aunque un día yo sentí que no buscaría más,
en la oscura mirada de tus ojos,
no solo naufragué, sino que me perdí.

Justo cuando abandone la búsqueda del amor en un hombre,
y decidí entregar mi amor a una causa, pude encontrarlo ahí.

Aprendí que el amor no se busca, surge en el que hacer de las cosas que amamos...

No podré dejar pasar este día...


¿5 de Junio que celebramos hoy?
No podré dejar pasar este día...sin hablar de este mi otro dolor. Ese dolor que hoy aumenta, porque hoy todos son y somos ambientalistas, hoy la prensa que no se ocupa normalmente del tema se vestirán de verde...pero de que sirve, si pasará este 5 de Junio y el resto de los días.

-Vamos al mercado y al super sin una bolsa de tela. -Compramos objetos doblemente empacados, en la farmacia y en la librería. -Preferimos refrescos en envases de plástico o cajas desechables. -Usamos platos desechables, aerosoles, jabones no biodegradables.
Eso por mencionar una lista básica y cotidiana.
(Foto: más de 20 cañales fueron quemados
en mi hermoso pueblo, lo denuncié...
aun mi denuncia duerme el sueño de los inconcientes)


Creadores compulsivos de una de las más grandes desgracias humanas: la contaminación




Este dolor a veces me deja ser mujer...


No hay palabras para describir,
a este humano dolor.
Que me deja sobrevivir,
por no ser más grande que mi amor.

Pero a esta mujer que soy yo, si se puede describir.
Gioconda Belli, parece que lo logró.

Desde la mujer que soy, a veces me da por contemplar aquellas que pude haber sido; las mujeres primorosas, hacendosas, buenas esposas, dechado de virtudes, que deseara mi madre. No sé por qué la vida entera he pasado rebelándome contra ellas. Odio sus amenazas en mi cuerpo. La culpa que sus vidas impecables, por extraño maleficio, me inspiran. Reniego de sus buenos oficios; de los llantos a escondidas del esposo, del pudor de su desnudez bajo la planchada y almidonada ropa interior. Estas mujeres, sin embargo, me miran desde el interior de los espejos, levantan su dedo acusador y, a veces, cedo a sus miradas de reproche y quiero ganarme la aceptación universal, ser la "niña buena", la "mujer decente" la Gioconda irreprochable. Sacarme diez en conducta con el partido, el estado, las amistades, mi familia, mis hijos y todos los demás seres que abundantes pueblan este mundo nuestro. En esta contradicción inevitable entre lo que debió haber sido y lo que es, he librado numerosas batallas mortales, batallas a mordiscos de ellas contra mí -ellas habitando en mí queriendo ser yo misma- transgrediendo maternos mandamientos, desgarro adolorida y a trompicones a las mujeres internas que, desde la infancia, me retuercen los ojos porque no quepo en el molde perfecto de sus sueños, porque me atrevo a ser esta loca, falible, tierna y vulnerable, que se enamora como alma en pena de causas justas, hombres hermosos, y palabras juguetonas.
Porque, de adulta, me atreví a vivir la niñez vedada,
e hice el amor sobre escritorios -en horas de oficina- y rompí lazos inviolables y me atreví a gozar el cuerpo sano y sinuoso con que los genes de todos mis ancestros me dotaron. No culpo a nadie. Más bien les agradezco los dones. No me arrepiento de nada, como dijo la Edith Piaf. Pero en los pozos oscuros en que me hundo, cuando, en las mañanas, no más abrir los ojos, siento las lágrimas pujando; veo a esas otras mujeres esperando en el vestíbulo, blandiendo condenas contra mi felicidad. Impertérritas niñas buenas me circundan y danzan sus canciones infantiles contra mí contra esta mujer hecha y derecha, plena. Esta mujer de pechos en pecho y caderas anchas que, por mi madre y contra ella,
me gusta ser.

Gracias Gioconda, lograste mi mejor descripción.

Mujer de roca...

Hay mujeres que no parecen ser de carne sino de roca…

Fuertes, sólidas, indeformables ante el dolor, ante los tropiezos y golpes de esta vida.
Aunque carguen sobre pecho y espalda el peso de otros,de muchos, de todos…

Hay mujeres como mi madre que tanto admiro.


No sé cuanto tendré de sólida, pero si sé, que pido se me fortalezca este corazón que no parece ser de roca...