Bendito sea el dolor...

Bendito sea el dolor…

Que nos transporta  del cuerpo al alma.
Que nos desnuda, nos despoja y nos ubica.
Que nos despierta y nos aviva el corazón.

Bendito sea el dolor…

Que nos recuerda la carne.
Que nos inmortaliza el valor.
Que nos convierte en seres conscientes.

Bendito sea el dolor…

Que hace verdadero al amigo.
Que nos muestra la necesaria verdad y la fe.
Que hace triunfador al amor.